Cooperantes ¿Quiénes somos?

Cuando escribo estas letras, no puedo evitar estar pendiente de la evolución del Huracán Irma en el Caribe, lugar en el que resido desde los últimos 7 años, allí trabajo como Cooperante desde el Terremoto de Haití.

En este contexto es que reflexiono y miro hacia atrás e intento recordar cuando descubrí dicha figura que define en una sola palabra mi trabajo diario. Creo que fue en los años noventa, cuando ni siquiera había el estatuto del Cooperante, en un viaje a los campos de refugiados saharauis en Argelia, cuando por primera vez me encontré a un chico que me habló que se dedicaba profesionalmente a la cooperación. Desde entonces y a lo largo de estos años, su significado y su verdadero contenido ha ido evolucionando para mi.

Un vocablo que para muchos círculos de nuestra sociedad es una especie de cajón de sastre donde se incluyen a voluntarios/as, misioneros/as, aventureros/a y un sin fin de calificativos que resumen en la palabra “Cooperante” a aquellas personas que viven una experiencia muy lejos de su país de origen.

Quizás, como denominador común a todas ellas, por distintas inquietudes y/o circunstancias, decidimos partir de nuestros hogares y vivir intencionadamente entre dos sociedades: la nuestra y la de acogida.

Sin mitificar y confundir esta figura, creo que en esencia, vivir de forma permanente en la construcción de un puente que sea capaz de compaginar tiempos, formas y maneras entre el contexto en el que nos movemos y el que se nos exige reportar, es a lo que nos dedicamos.

Traduciéndolo a nuestra vida cotidiana implica la exigencia de enfrentarse día a día de forma creativa a mucho trabajo administrativo que implica informes que presentar, auditorías que pasar y proyectos conjuntos que diseñar pero con la connotación de que somos capaces de poner cara, nombre e historia a todas estas innumerables exigencias diarias.

Por una parte nos enriquecemos de nuestro entorno con un constante aprendizaje de los que nos rodean y a su vez, aportamos conocimientos a partir de esos contextos.

Muchas veces me dicen si ser cooperante es una profesión como fontanero, médico o periodista o por el contrario una persona comprometida que con su aporte limitado intenta contribuir a un mundo mas justo y solidario viviendo en un país ajeno. Mi respuesta siempre es que quizás la combinación de ambas afirmaciones podría contribuir a despejar la verdadera incógnita de quienes somos y qué hacemos.

Pilar López-Dafonte Suanzes es cooperante de Entreculturas para Haití, República Dominicana y Cuba

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies