EMIGRACIÓN: CINCO PELÍCULAS PARA PENSAR

Hay dos cuestiones fundamentales con las que nos estamos jugando el destino de la humanidad. El cambio climático, y los movimientos migratorios.  En realidad, todos somos emigrantes. La historia de la humanidad es la historia de una gran emigración que arranca hace casi 2 millones de años en África. Ese largo viaje nos ha traído a un mundo globalizado, dominado hoy por masivas y desordenadas migraciones, provocadas por la terrible desigualdad del reparto de la riqueza, por las guerras y por las tragedias naturales, en su mayoría causadas por el cambio climático. Se cierra así un circulo vicioso de cuya resolución depende nuestro futuro… Aunque algunos no quieran enterarse.

Dejo aquí 5 películas, hay cientos sobre el tema, para reflexionar sobre la emigración.

La jaula de oro (Diego Quemada-Díez 2013)

Coproducción mexicano-española que nos muestra con crudeza el largo viaje que emprenden unos adolescentes guatemaltecos con la ilusión de alcanzar el paraíso estadunidense.

Sobre infernales trenes, conocidos como “la bestia”, miles de jóvenes centroamericanos sin futuro en sus países recorren el extenso territorio mexicanos hasta ser descargados en la frontera norte. Entre medias sufren la degradación moral a la que los someten las avaras mafias que controlan el recorrido: mercantes de sexo, de personas, de órganos, de drogas y administradores corruptos.

A pesar de la crudeza de la película, y de mostrarnos algunos de los aspectos más bajos de la condición humana, la cámara y el espectador se encariñan de los jóvenes aportando ternura y esperanza.

María en tierra de nadie (Marcela Zamora, 2011)

Excelente y amargo documental que propone la guatemalteca María Zamora con realidad y paisaje semejante a la obra anterior, pero con mirada femenina. Aquí el protagonismo es para las mujeres centroamericanas indocumentadas que, según un informe de Amnistía Internacional, el 60 % de las que inician el viaje terminan sufriendo una agresión sexual, otras muchas son secuestradas y obligadas a trabajar en burdeles mexicanos.

Testimonios crudos y reales de algo que está pasando todos los días en una ruta criminal y perversa con la anuencia de los gobiernos de Nicaragua, Honduras, Guatemala y México.

Lamerica (Gianni Ameilo, 1994)

Película italiana que toma como telón de fondo la caída del régimen comunista y autárquico de Albania. En el empobrecido país mediterráneo, miles de albaneses sueñan con emigrar a Italia en busca de una oportunidad. Frente a ellos dos empresarios italianos pretender hacer dinero fácil con las ayudas que Europa da para frenar esta inmigración, y para ello idean establecer una ficticia fábrica de zapatos, usando como testaferro a un viejo preso albanés. Aunque las cosas se complicarán…

Película directa, que nos muestra como algunos empresarios desalmados juegan con los deseos de los emigrantes para transforman el anhelo de una vida mejor en una oportunidad de enriquecimiento, camuflado con palabras como la cooperación o ayuda al desarrollo.

14 kilómetros (Gerardo Olivares, 2007)

Decía el director del film, que su película pretendía ser un homenaje a los que han sobrevivido y a los que han muerto en el empeño de cruzar los 14 kilómetros de mar que separan a la opulenta Europa con la empobrecida y olvidada África.

La película muestra el periplo que lleva a miles de subsaharianos desde el abandono de sus hogares a orillas del río Níger hasta las costas españolas, en un eterno peregrinar por el desierto, en el que algunos alcanzarán, sin eufemismo alguno, la eternidad. La obra tiene fuerza argumental y sabe captar el interés del espectador. Es honesta y bienintencionada, con un final abierto y, hasta cierto punto esperanzador. 

 

Poniente (Chus Gutierrez, 2002)

Donde terminaba la película anterior, comienza Poniente, en esos invernaderos, auténticos mares de plástico que cubren provincias del sur de España como Almería, y donde trabajan en condiciones infrahumanas esos mismos emigrantes marroquíes o subsaharianos que han sobrevivido a los 14 kilómetros que separan Europa y África.

Película con esquema de western, moderno y español, nos interpela sobre las fronteras  geográficas y mentales,  sobre las decisiones morales, la justicia social y  sobre la necesaria convivencia  en paz si queremos un futuro. Y nos recuerda que todos somos, de una manera u otra, inmigrantes.

 

 

 

 

Chema González Ochoa es historiador, periodista y cinéfilo. Trabaja como director de programas en la Fundación SM

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies